Oración a San Alejo Protección contra las envidias y brujerías

Oración a San Alejo Protección contra las envidias y brujerías

Oración a San Alejo Protección contra las envidias y brujerías ¡Oh, poderoso San Alejo! Santo virtuoso y bienaventurado, que inspirado por el Señor, renunciaste a la vida familiar para vivir en soledad y mendicidad. San Alejo bendito, tú que tienes el poder de alejar todo lo malo.

Tú que ayudas a los siervos del Señor. Te suplico que me protejas, me defiendas y me brindes energía, fuerza y valor. Bondadoso San Alejo, que siempre me ayudas.Oración a San Alejo Protección contra las envidias y brujerías
Tú que encontraste favor ante María.

Hoy mi santo te necesito más que nunca. Te ruego que alejes al enemigo y el mal de mi lado. Aléjame de Satanás, del mentiroso, del ruin y del traicionero. Libérame de maleficios, del mal de ojo y de las malas lenguas.

Protégeme del traidor, del difamador y del dañino. Aléjame de aquellos que desean verme rendido y hundido. Oh glorioso San Alejo, llamado «el Hombre de Dios», acércame a Jesús y a María para que me cubran con sus bienes.

Guíame y líbrame de todo mal, tanto espiritual como terrenal. San Alejo bendito, por la Santísima Virgen María, por su amado Hijo Jesucristo y por la gracia del Espíritu Santo, ten piedad de mí y no ignores mi petición.

Amén.

Recuerda recitar dos avemarías y un credo

Después de esto, mantén la calma y recuerda que no puedes forzar las cosas, debes confiar en que se cumplirán tus peticiones. En el mundo existen personas maravillosas, pero también hay algunas que buscan problemas con los demás.

A veces, estas personas no tienen una vida en paz y piensan que el mal siempre estará a su alrededor, incluso entre aquellos que conocen o incluso en su propia familia. No podemos conocer el corazón de estas personas, a pesar de nuestros buenos tratos hacia ellos, algo siempre les molesta.

Esto puede generar problemas que a veces no podemos controlar, pero el daño que estas personas causan debido a la envidia que sienten es real. Creen que somos la causa de su infelicidad y desatan su mal corazón mediante maldiciones.

Afortunadamente, existen muchas oraciones para evitar este tipo de experiencias desagradables, que generan malestar. Las oraciones son la mejor defensa para las personas de buen corazón. En este caso, recurrimos a San Alejo, y la oración que pedimos es que él aleje el mal y lo guíe hacia otro camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *