Oración de la noche para pedir protección al poder de Dios

Oración de la noche para pedir protección al poder de Dios. ¿Por qué es importante la oración de la noche? Porque es una forma de agradecer a Dios por la bendición que nos da, en el día que hemos vivido. Además, la oración de la noche es una bonita manera de decirle a Dios, buenas noches.

Oración de la noche para pedir protección al poder de Dios

Dios padre todo poderoso, hoy aquí estoy presente ante ti, para invocar tu presencia, ya que delante tuyo me siento protegido. Te pido mi señor que me des tu protección en esta y todas las noches. Te pido que protejas a mi familia y a todos mis labores que desempeño en el día.

Padre mío, ahora que las voces se silenciaron y los clamores se apagaron, aquí al pie de la cama mi alma se eleva hasta ti para decirte. Creo en Ti, confío en Ti, y tengo toda mi fe en ti. Gloria a ti, mi Señor.

Oración de la noche para pedir protección al poder de Dios

Oración de la noche para pedir protección al poder de Dios

Mi señor Dios, antes de cerrar los ojos, los labios y mi mente, al final de la jornada, te digo buenas noches mi Padre Dios. Gracias por todas las ayudas que me haz dado con tu amor. Gracias por tu protección aun en la noche en que mi cuerpo descansa.

Señor mi Dios, infinito es tu perdón, infinita es tu presencia e infinito es tu omnipresencia. Sé que Mañana te seguiré con ni fe en ti, en tu presencia, gracias por proteger a todos los que piden de tu ayuda.

A la sombra de tus alas, Padre nuestro, abríganos. Quédate junto a nosotros
y danos tu bendición y tu santísima protección. Antes de cerrar los ojos, los labios y mi mente, al final de la jornada, buenas noches Padre Dios todo poderoso.

Gloria al Padre omnipotente, gloria al Hijo Redentor, gloria al Espíritu Santo: alabado sea la santa trinidad, que está para protegernos de todo mal. sólo un Dios, un solo corazón de amor, solo una bendición y la mas grande protección divina.

Amen.

Orar todas las noches sin pensar siquiera en hacerlo, solo hacerlo, porque la paz estará con todo aquel que da su oración con el corazón.

Un día vivido, es una gracia concedida por Dios. El cual es una oportunidad para disfrutar, junto a nuestros seres queridos y haber hecho todo por nuestros sueños. Por ello, antes de acostarnos, hay que dedicar un tiempo a Dios y agradecerle, por todo aquello que nos ha permitido vivir.

Al mismo tiempo, le rogamos por ver el amanecer de un nuevo día y por la protección que nos da, con la felicidad que nuestra oración será escuchada por dios padre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *