Oración Santa Juana Jugan para superar adversidad

Oración Santa Juana Jugan. Oh, Santa Juana Jugan, luz en los momentos oscuros de la vida, te invocamos en este tiempo de dificultades. Tú, que enfrentaste numerosos desafíos con una fe inquebrantable, danos la fortaleza para perseverar cuando nos sentimos abrumados por las pruebas que enfrentamos.

Oración Santa Juana Jugan para superar adversidad

Que tu ejemplo de humildad y entrega nos inspire a confiar en la providencia divina, incluso cuando las circunstancias parecen desfavorables. Enséñanos a encontrar paz en medio del caos y a ver cada obstáculo como una oportunidad para crecer en virtud y confianza en Dios.

Santa Juana Jugan, tú que conociste la amargura del rechazo y la pobreza, intercede por nosotros ante el trono de la gracia para que podamos encontrar consuelo en la oración y la comunión con Dios en tiempos de desaliento.

Ayúdanos a recordar, que ninguna dificultad es insuperable con la ayuda divina y la perseverancia, en la fe. Inspíranos a seguir adelante con valentía, recordando que somos amados y sostenidos por el amor infinito de Dios.

Que tu intercesión nos fortalezca en la lucha contra la impotencia y la desesperanza, y que, siguiendo tu ejemplo de confianza, y abandono en la voluntad de Dios, podamos enfrentar cualquier adversidad con serenidad y esperanza, en el poder transformador de su amor.

Amén.

Reza dos avemarías

Santa Juana Jugan

También conocida como Santa María de la Cruz, fue una religiosa francesa del siglo XIX. Nació el 25 de octubre de 1792 en una pequeña aldea de Bretaña, Francia. Es conocida por ser la fundadora de la Congregación de las Hermanitas de los Pobres Ancianos de Saint-Pern, una orden religiosa dedicada al cuidado de los ancianos y necesitados.

Juana Jugan dedicó su vida a ayudar a los menos privilegiados, especialmente a los ancianos abandonados y desamparados. Comenzó su obra caritativa en su propia casa, acogiendo a ancianos necesitados y cuidándolos con amor y compasión. Con el tiempo, su labor atrajo a otras mujeres que se unieron a ella en su misión.

En 1839, fundó formalmente la Congregación de las Hermanitas de los Pobres Ancianos, con el objetivo de brindar cuidado y amor a los ancianos más desfavorecidos. Las Hermanitas se comprometieron a vivir una vida de pobreza, castidad y obediencia, siguiendo el ejemplo de su fundadora.

La labor de las Hermanitas de los Pobres Ancianos se expandió rápidamente por toda Francia y luego por otros países, llevando consuelo y ayuda a innumerables ancianos necesitados. Santa Juana Jugan fue conocida por su humildad, bondad y entrega total a Dios y a los más necesitados. Fue canonizada por el Papa Juan Pablo II el 11 de octubre de 1982, reconociendo su santidad y su obra caritativa en favor de los ancianos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *