San Alejo oración para alejar el mal y envidia

San Alejo oración para alejar el mal y envidia.  Esto en sí genera un problema que puede empezar, por una simple razón, que a veces uno no tiene el control para ello, sin embargo, el daño que esas personas generan por la envidia que sienten, creyendo que es uno, por eso desatan su mal corazón haciendo toda clase de maldiciones.

En buena hora que hay muchas oraciones para evitar, esta clase de experiencias, que generan mal rato y las únicas defensas de personas de buen corazón, son las oraciones. En este caso toca a San Alejo el cual, la oración para pedir protección contra el mal, envidias, y lo que se pide es, que se aleje y busque su camino del mal pero en otro lado.

Oración a San Alejo para alejar el mal malas personas contra las envidias

¡Oh, glorioso San Alejo! Santo virtuoso y bienaventurado que inspirado por el Señor te alejaste de la vida familiar. y supiste renunciar a todo para vivir solo y en mendicidad.

San Alejo oración para alejar el mal y envidia

San Alejo oración para alejar el mal y envidia

San Alejo bendito tú que tienes el poder de alejar todo lo malo que rodea a los siervos del Señor, te suplico me protejas y defiendas y me des energía. fuerza y valor.

Bondadoso san Alejo, tú que encontraste favor ante María, hoy que preciso tu ayuda no me dejes abandonado, con toda humildad te pido que alejes al enemigo y el mal de mi lado.

Aléjame de Satanás del mentiroso, el ruin y el traicionero, de maleficios, mal de ojo y de las malas lenguas. También del traidor, difamador y del dañino. Aléjame de todo aquel que quiere verme rendido y hundido.

Aléjame de la envidia del mal y la injusticia, aléjame de los celos y el rencor, del rechazo y la soledad.  Escóndeme donde no me puedan encontrar los que quieren causar mi perdición.

Oh Glorioso san Alejo, llamado “el Hombre de Dios” acércame a Jesús y a María para que con sus Divinas Bondades me cubran con todos sus bienes, para que me guíen y me libren de todo mal espiritual y terrenal.

Te pido que me ayudes a conseguir la gracia que humildemente hoy te vengo a solicitar.  San Alejo bendito, por la Santísima Virgen María, por su amado Hijo Jesucristo y por la gracia del Espíritu Santo ten piedad de mí y no desoigas mi pedido.

Amén.

Reza un credo un avemaría y una gloria.

Luego de esto te quedas tranquilo, recuerda que no puedes forzar ya que en ninguna clase de oraciones, o actos de fe de cualquier índole, se debe exigir, solo dejar que se cumpla y para esto debes confiar.  Cualquier duda.  Solo pregunta.

En el mundo hay excelentes personas, pero también los que se dedican a tener problemas con los demás. Esto es que al no tener una vida en paz, piensan que el mal siempre estará en su entorno, que en muchos casos, está de parte de personas que uno conoce, o a veces en sus mismos familiares, pero no sabemos el corazón que tienen, aunque uno por más que se porte bien con ellos, algo les molesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *